El PixeBlog de Pedja: Blog de Videojuegos Retro y Next-Gen

Videojuegos desde los 8 bits hasta las consolas de nueva generación

Review Shift 2 Unleashed

Publicado por 4 - Mayo - 2011

Creo que mi opinión fue de las pocas que eligió quedarse hace año y medio con Need For Speed Shift, pole position entre una alocada y competida carrera en la que participaron también Dirt 2 y Forza Motorsport 3. Fue una opinión basada en sensaciones, por supuesto, subjetivas, obviando que cada uno corre en una escudería distinta, y pensando que con un análisis concienzudo seguramente Forza llevaría una hipotética nota más alta. O no. El caso es que a mí me divertía mucho más conducir con NFS Shift, sobre todo gracias a su cámara interior.

Dicha perspectiva era una opción de la que habitualmente huía en los juegos de conducción, ya que no solía decirme mucho y siempre me hacía perder precisión. En Shift se consiguió dotar a la vista subjetiva de toda la emoción que le suele faltar, posibilitando una conducción precisa y a la vez aderezada con gotas de locura, aportadas por el constante bamboleo de la cabina y el desenfoque de la vista al tomar velocidad. Shift 2, por supuesto, mantiene este punto como la mejor baza del juego, a lo que se le suma la conducción nocturna.

Digamos que está permitido hacer un poco de memoria. Recuerdo, a modo de dos pinceladas, la caída de la noche en el mítico Burnin’ Rubber de cartucho para los Amstrad CPC 6128+ (y para la GX4000, por supuesto), o aún más atrás en el tiempo el Night Driver de Atari, lanzado en 1976 como uno de los primeros simuladores de conducción en primera persona y en condiciones de nocturnidad y alevosía, aprovechando su monocroma concepción.

Por supuesto, poco o nada que ver con lo de Shift 2, que aprovecha la falta de iluminación para acojonarnos, refugiándonos en el débil haz de luz de nuestros faros y haciendo que notemos la respiración de la ostia que seguramente nos peguemos en la siguiente curva. Digamos que, en general, la representación de la iluminación dinámica es soberbia, rivalizando en este sentido con el FPS más fardón que podamos recordar.

El resto del juego resulta bastante similar a su predecesor; queda una ligera sensación de que estamos ante una revisión 2.0, en la que se han pulido detalles, se han unificado algunos criterios, se han reaprovechado conceptos -el inteligente Autolog de Hot Pursuit para picarnos con el multijugador- y se han potenciado los puntos débiles. Esto puede parecer poco y algo frío dicho con estas palabras, pero no os dejéis engañar: el juego es bastante redondo y saca buena nota en todos sus frentes.

Por ejemplo, ya no calificarán nuestra conducción entre temeraria y pulcra: simplemente, acumularemos puntos de estilo por hacerlo bien en una curva y “dominarla”, acelerando y frenando cuando se debe, mientras que también subiremos puntuación cogiendo el rebufo del rival de turno o apartándolo de nuestro camino. Eso sí, con mucha sutileza, puesto que la simulación física, aunque no sea extremadamente realista, sí es lo bastante palpable como para que no utilicemos a un coche rival para apoyarnos y no salirnos de la curva, y no quiero señalar a GT5 pero no me queda más remedio que hacerlo.

A esta incertidumbre física, la cual pondrá en duda nuestro equilibrio en más de una ocasión, le sumamos una inteligencia artificial de los vehículos de la CPU digna de estudio. Porque vamos a tener rivales “humanizados”, que cometen errores de forma justa y necesaria, a veces conduciendo con tanta precaución como si fuésemos nosotros los que manejáramos el volante, rezando para que el que nos sopla en el cogote no nos haga salirnos de la trazada y nos haga llevar el coche al taller.

Entonces sólo nos queda sumar. Y sumamos todo lo que nos transmite la brutal vista interior, la desafiante a la par que creíble IA de los rivales, los mini-retos que, de forma constante, se nos lanzan dentro de una misma carrera para sacar buena nota, la posibilidad real de que por estrellarnos nos vayamos al último lugar de forma irremisible o nos haga abandonar, y el acojone ligado a la conducción nocturna. Una buena suma a la que únicamente vamos a restar el manejo de los vehículos, cuya dirección sigue siendo harto sensible y, con demasiada frecuencia, nos da la sensación de “flotar”. El resultado, a pesar de esto, es muy positivo. Indispensable para aquellos fans que buscan sensaciones y pasan de “coleccionar” coches.



Un comentario en “Review Shift 2 Unleashed”

  1. fallen dice:

    Cierto, un gran juego. Estoy enganchado con el, y eso que no me gustan los simuladores. Pero la vista desde el casco es una pasada.

    saludos!

Comenta lo que quieras respecto a este artículo...

VIDEO

TAGS



Sobre el PixeBlog

El PixeBlog nació una tarde de Noviembre de 2006, motivado por el deseo de su autor, Jesús Relinque
-PEDJA-
, en pos de rememorar sus vivencias sobre juegos olvidados y remotos.

Hoy, los artículos publicados en el blog compaginan lo Retro con la presente generación de videojuegos. Siéntete libre de compartir tu opinión.

Meta

Obra bajo licencia de Creative Commons

Pedja Wichu

RSS facebook Google+

Twitter

Diseño actual por Pedja a partir del tema Scarlett de WordPress themes