El PixeBlog de Pedja: Blog de Videojuegos Retro y Next-Gen

Videojuegos desde los 8 bits hasta las consolas de nueva generación

Review Diablo III Playstation 3

Publicado por 25 - septiembre - 2013

Review Diablo III Playstation 3

Todo aquel que haya jugado a Diablo III en su versión para PC y compatibles -¿aún se sigue usando esta coletilla?- que Blizzard lanzara el pasado año, tendrá en mente los puntos más achacables que lanzara al vuelo en forma de lamento la masa de jugadores que tanto tiempo llevaba esperando dicha tercera entrega. Meses después, nos cogió de sopetón el anuncio de que, por fin, un juego de Blizzard traspasaba la barrera del teclado y el ratón y dejara atrás el miedo a utilizar un control pad de consola.

Total, pues a la desarrolladora californiana se pone a pensar en estos quebraderos de cabeza y decide superarlos cargándoselos de un plumazo. La gente se quejó por activa y por pasiva de lo inútil del esfuerzo denodado del jugador por lootear un item de atributos bien valiosos para colgarlo en la casa de subastas y ganar dinero, puesto que los gestores de esta especie de eBay del demonio bajaban dichos atributos en los objetos que más demanda alcanzaban, haciendo que el límite del margen de beneficio para el jugador tendiese a cero. Y muchos pusimos el grito al cielo cuando comprobamos la obligación de estar permanentemente conectados a Internet, aunque jugásemos en solitario.

Review Diablo III Playstation 3

Bien, pues la subasta no existe en la versión para Playstation 3  (tampoco en la de Xbox 360, obviamente), y la restricción de estar online ha sido arrancada de cuajo. Dos detalles que, sin comerlo ni beberlo, redundan en un simple y contundente beneficio para el jugador, que se centra en lo principal que quiere ofrecer el juego: diversión directa. Sirva el anuncio de Blizzard de echar el candado a la casa de subastas de la versión PC en unos meses como prueba fehaciente de la conveniencia de esta decisión.

Lo demás viene prácticamente rodado, porque, fíjense qué paradoja, al final resulta que el espíritu interno demoníaco del juego le viene que ni pintado al enfoque dado en la presente versión;  el control del personaje se realiza desplazándolo con el stick, trocando el click del ratón por el botón marcado con la equis y mapeando el equipamiento de los items en la cruceta con un soberbio menú contextual; el conjunto redunda en una inmediatez de manejo que, una vez más, nos hace evocar a los polvorientos orígenes de la saga, allá por los años ochenta cuando cierto arcade llamado Gauntlet nos encerraba con tres épicos colegas en mazmorras atestadas de bichos sedientos de sangre.

El ejemplo más directo del proceso de síntesis hacia el control pad se refleja en el nuevo movimiento de esquiva, realizado con el stick derecho. Y seguramente muchos dirán que tampoco hacía falta, y no estarán exentos de razón; podrás completar el juego sin usarlo, pero hay muchos combates en los que te vendrá de perlas para moverte rápido y evitar impactos, y por otro lado, refuerza el talante arcade que previamente he mencionado. Son decisiones de diseño aparentemente simples que acaban denotando la brillantez de algunos talentos de la desarrolladora.

Review Diablo III Playstation 3

Por desgracia , la presente versión de Diablo III sigue arrastrando otras decisiones de diseño que, lógicamente, eran mucho más difíciles de subsanar, ya que residen en el propio diseño de los niveles, cuyo nivel de dificultad fluctúa en muchas ocasiones, pasando por episodios demasiado sencillos y aburridamente planos. Si bien esto sólo ocurre en determinados pasajes, acaba redundando en la sensación global del juego.

Para paliar esto, nada mejor que aprovechar la posibilidad de jugar cuatro personas a la vez en la misma consola -o dos parejas mediante el modo online-, capaz de certificar de manera definitiva que la versión para consolas tenía mucho más sentido del que podíamos darle cuando conocimos la noticia. Y me repito e insisto: la mejor forma para disfrutarlo es jugando cuatro personas en el mismo juego, al igual que cuando cuatro chavales -que hoy peinarán canas- se encontraban codo con codo, frente a cierto arcade de Atari Games en 1985….



Comenta lo que quieras respecto a este artículo...

VIDEO

TAGS



Sobre el PixeBlog

El PixeBlog nació una tarde de Noviembre de 2006, motivado por el deseo de su autor, Jesús Relinque
-PEDJA-
, en pos de rememorar sus vivencias sobre juegos olvidados y remotos.

Hoy, los artículos publicados en el blog compaginan lo Retro con la presente generación de videojuegos. Siéntete libre de compartir tu opinión.

Meta

Obra bajo licencia de Creative Commons

Pedja Wichu

RSS facebook Google+

Twitter

Diseño actual por Pedja a partir del tema Scarlett de WordPress themes