El coche fantástico, el genuino, en Madrid

Pues que iba yo paseando con Chicazul por esas calles de Madrid, en este puente que tan rápido ha pasado, recorriendo la gran urbe madrileña y buscando ciertas gangas retro de las que me gustan, y me encontré una máquina de ocio para pequeños y grandes… bueno, no tan grandes, porque se cargarían el chiringuito.

El caso es que, de chiquetito, El Coche Fantástico era una de mis series preferidas; ya se sabe que David Hasselhoff, su misteriosa chupa negra de cuero que nunca se quitaba y nunca se ensuciaba, su peinado a la moda y su feeling especial con el bólido inteligente que respondía al nombre de Kitt, todo ese conjunto ejercía una atracción impepinable hacia sus aventuras televisivas.

Por ello, cuando llegaba el momento de cenar con nuestros papis y familia, y visitábamos el típico bareto con saloncito y terraza veraniega, y mientras los carrozas se tomaban su cervecita, el tintito y los caféses, nosotros le pedíamos al Papurri de turno una monedilla de veinticinco pesetas para emular a Da Hoff, Michael Knight, montarnos en este Kitt en miniatura y aporrear los botones a toda mecha. Histórico y en (casi) perfecto estado de conservación:

kitt_knight_rider_madrid_550

Publicado por

Pedja

https://plus.google.com/108451085987227805779/

8 thoughts on “El coche fantástico, el genuino, en Madrid”

  1. Lo que nunca me enteré bien es desde donde venías Pedja!!
    Un gusto haberte conocido aunque sea de raspajilón xD
    Y a ver si un día coincidimos de nuevo con otros compañeros.
    Saludos desde Gamers of Peru!

  2. Ohhhhhhh el coche ese lo vi yo cuando era pequeño!!!!!

    Que emocion!!!!! Me flipaba el volante deportivo y los botones de colores, que recuerdos!!!! Sniff..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *