El PixeBlog de Pedja: Blog de Videojuegos Retro y Next-Gen

Videojuegos desde los 8 bits hasta las consolas de nueva generación

José Luis Soler - Presentación

Hace unas pocas semanas que, por avatares del destino, descubrí que tenía muy cerca mía a todo un miembro activo de la comunidad de la mismísima World of Spectrum, siendo prácticamente de la familia. Estamos hablando de un portal que desde hace muchos años se ha convertido en un verdadero referente mundial para todo aquel que quiera consultar datos minuciosos sobre el software oficial lanzado para el ordenador de Sinclair. Su potente base de datos alcanza incluso a títulos amateurs, recopilaciones, juegos que no salieron y un largo etcétera que permite que buceemos a través de sus páginas mientras las manecillas del reloj giran sin cesar. Un ejemplar esfuerzo de recopilación y preservación de programas para Spectrum en el que José Luis Soler ha logrado apostar más de uno y más de dos granos de arena.

Antes de pasar a conocer la “Génesis” de José Luis en el mundillo y sus primeras “batallitas” en torno a World of Spectrum, os aviso que he decidido dividir la entrevista en dos artículos, ya que hay mucha tela que cortar y, desde luego, creo firmemente que todo lo que tiene que contaros merece la pena; así pues, vayamos sin más dilación con la primera parte.

Pedja: Comenzando por el principio, como dicta la lógica: ¿Cómo fueron tus comienzos con el añorado ordenador de Sinclair?

José Luis Soler: Comienzos…, ¿cuál de los dos? :)

Verás, como muchos de los que vivimos la década en primera persona, conseguí ahorrar el dinero suficiente para comprarme un 48K, allá por el ’86; qué de tiempo… Por entonces mi familia no tenía recursos suficientes (mi padre había fallecido poco tiempo antes), y yo me vi ahorrando casi todo lo que caía en mis manos, hasta que finalmente lo conseguí.

WOS - World of Spectrum

Y si me remonto un poco se podría decir que lo primero que vi y toqué de un Spectrum fue ‘virtual’: compraba semanalmente (y de hecho creo que fue mi único gasto durante no poco tiempo) la enciclopedia MiComputer. Tengo recuerdos increíbles de aquellos fascículos; cuando regresaba a casa con una nueva entrega en las manos iba verdaderamente hipnotizado. Y no era para menos, con ellos aprendí a manejarme en BASIC, y supe de juegos como el Hobbit (que nunca lo jugué a posteriori, por cierto) y de otro tipo de fantasías que antes ni podía imaginar. En cuanto a programar, ni la televisión ni otro tipo de cosas nos quitaban a los chicos de entonces el tiempo para este tipo de cosas, y a mí realmente me alucinaban. Así que hacía muy pacientemente mis primeros programas en papel, a lápiz y goma…, ¡y ahí se quedaban!

Muy poco después, a unos primos míos les regalaron un Spectrum, y yo comencé a irme a su casa algunas tardes con unos listados larguísimos (de verdad, larguísimos, no se puede explicar), con la intención de introducir y probar allí algunos programas conforme los escribía. Dios, cada vez que lo pienso…, llevado por mis pasiones insatisfechas sin duda que obsequié a mis pobres primos con tardes verdaderamente fascinantes.

Aunque claro, no todo eran comandos de BASIC. Con otro primo mío (mi primo Agu, artífice de este encuentro y por consiguiente de la presente entrevista) y gracias a su Spectrum me topé con la fascinación por lo simple. Había juegos, ya fueran el Cookie, Pssst, pero especialmente el Deathchase y el Jet Pac, que me dejaban literalmente enganchado delante de la pantalla. Luego vinieron otros que no fueron menos: pasé horas con Android One y Cyclone, por cerrarme en algún ejemplo.

Y la cosa no dejaba de crecer, la propia evolución de los programas nos hizo evolucionar a nosotros mismos, los jugadores. En mi caso, cuando ya tenía el plato bien lleno llegó un postre que décadas después tengo aún en cabeza: Atic Atac. En una de estas tardes en casa de mis primos lo jugué por primera vez y me dejó verdaderamente trastornado. Yo ya para entonces me había acostumbrado a dejar de pensar en un ordenador como en un ser súper-inteligente, claro; más bien al contrario ya lo veía como una especie de estupidez con teclas flojas a la que debíamos concretarle las cosas hasta lo mínimo, es decir, no mucho más que IF/THEN y lo que tuviera que venir justo después.

Ver aquel juego desplegando un montón de (digamos) habitaciones, objetos, pasadizos, llaves que abrían puertas, … fue un baile de sensaciones. Simplemente decirte que esa tarde cuando volví a casa me puse manos a la obra sin poder ni querer controlarme: ¡qué leches!, como si la cosa fuese así de fácil, con mis magníficos rotuladores Carioca y más ganas que puntería comencé a dibujar un mapeado como aquél que había conocido unas horas antes. Y lo tenía claro: lo importante no era jugar a ‘eso’, sino hacerlo algún día. No preguntes, nunca hice nada con aquello.

Jose Luis Soler - Mapa

Fíjate que te estoy hablando de juegos que no fueron tampoco ninguna maravilla de la técnica, es simplemente que de entrada me impresionaron muchísimo. Esto fue lo mejor de los primeros tiempos del Spectrum: salían continuamente juegos que volvían a rompernos el encaje, en uno u otro sentido; me entusiasmaba. Y ya lo que vino después te lo puedes imaginar, conseguir mi propio Spectrum, como te decía, juguetear con él (poco), programar algunas cosas (mucho más), etc.

Bien entrados en los 90, cuando hacía ya algún tiempo que MicroHobby había tirado la toalla, yo también fui dejándolo poco a poco. Curiosamente ya por entonces me entró la mala sensación de que muchos de aquellos programas podrían perderse irremisiblemente por falta de interés, y creyéndome el último humano con Spectrum en el mundo comencé a contactar con gente que aún conservaba cintas, y a grabarlas de la mejor manera a mi alcance. No obstante, todo fue apagándose lentamente, y yo también lo dejé ir.

En cuanto a mis segundos comienzos, fueron ya por el 2009. No te sabría decir por qué pasó, pero desempolvé mis cintas y decidí que las iba a pasar a CDs de audio, a saber si por aquello de conservar mejor su contenido o qué tipo de trajín mental el mío. Poco a poco me enteré de World of Spectrum (WOS), de SPA2, del formato TZX, etc., y comencé a colaborar con lo que iba encontrando entre mis cintas, hasta que me hice un asiduo… ¡Me reinserté!

WOS - Forums

Pedja: ¿Y cómo llegaste a colaborar con World of Spectrum (WOS)?

José Luis: Pues al hilo de lo anterior, lo primero fue colaborar con lo que tenía, y poco a poco me fue picando más, hasta el punto de que comencé a comprar bastantes cintas. No iba tanto por la cuestión coleccionista, o dicho de otra manera, quizá sí, pero mi afán estaba en tener ediciones distintas, más que ediciones o conjuntos concretos de juegos. Poco después conocí a Juan Pablo López Grao, a la sazón el responsable de la preservación de juegos de Spectrum para ediciones españolas con el proyecto que lidera, SPA2 (www.speccy.org/spa2).

Permíteme un inciso, y es que aunque es algo que se ha explicado en muchas ocasiones quizá no todo el mundo lo sepa. WOS se alimenta en parte importante de los subproyectos SPA2 y The TZX Vault (esta última solo para archivos TZX correspondientes a ediciones inglesas o foráneas, pero no españolas). Realmente es como suena: SPA2 y la TZX Vault *son* verdaderamente una parte importante de WOS, y con Martijn en WOS, cada vez que se actualizaba alguna de aquéllas los cambios era simultáneamente visibles en ésta, y así se anunciaban.

Bien, pues Juan Pablo es una persona generosa como pocas, y fue muy fácil dejarme ayudar por él. Por él y por otro dinosaurio de la preservación en España y también un tipo genial: José Manuel Claros (El Trastero del Spectrum, www.speccy.org/trastero). Ambos me acogieron en su ‘casa’ común desde el primer momento, me enseñaron todo lo que hay que saber sobre estas cosas, y fue de hecho Juan Pablo quien tiempo después me propuso para el equipo de mantenimiento de WOS.

El Trastero del Spectrum

Pedja: ¿Te relacionaste con su fundador, Martijn van der Heide? ¿A qué crees que se debió su progresivo “abandono” de la página?

José Luis: Sí, claro, tuve algo de relación, aunque no fue ni mucho menos tan cercana como la que tengo con el equipo español de preservación. Realmente fue más bajo un rol de colaborador asiduo, también supongo que porque fui invitado al equipo de WOS cuando ya Martijn tenía menos dedicación, aunque aún por entonces no hubiera tomado la determinación de dejarlo. Eso sí, fue más que suficiente para darme cuenta de que Martijn es una persona muy amigable y siempre cortés y agradecido, y aunque espero que no se haya ido del todo, ya se le echa muy de menos.

La verdad es que la dedicación de Martijn al respecto de WOS era algo increíble, algo muy difícil de llevar. Verás, WOS era, y de momento sigue siéndolo, un producto propio y personal, de Martijn van der Heide, aunque de puertas abiertas como sabes a todo tipo de aportaciones. Por favor, no me gustaría que se me malinterpretara en esto: el proyecto en su conjunto ha bebido siempre del trabajo desinteresado no sólo de Martijn y de los miembros del equipo, sino de *todas* las personas que han hecho su pequeño o gran aporte en cuanto a subidas de material o enmiendas en la base de datos, conformando el gran proyecto que es hoy; es decir, en este sentido es un proyecto plural y global.

The Hobbit - WOS

A lo que me refería antes es, más bien, a que el propio mantenimiento de la web (y en consecuencia de todo lo contenido) era una tarea de Martijn, intransferible, principalmente porque la programación de la web no seguía estándares actuales ni disponía de paneles de actualización con los que cualquiera en el equipo pudiera echarle un cable. Valga como excepción el trabajo que hacían los grandes subproyectos, como los ya mencionados SPA2 y la TZX Vault entre otros, y que sincronizaban cada cierto tiempo sus novedades con la propia WOS, en un proceso que podría considerarse hasta cierto punto automático.

Lo anterior se puede ver como que Martijn tenía dos trabajos en su vida (y así recuerdo que me lo describieran una vez): el que le daba para vivir, y WOS. De otra manera hubiera sido imposible que nos trajera actualizaciones de contenidos casi a diario, menores o mayores pero siempre generosas y a tiempo. No sé qué se puede pensar de esto, pero yo hubiera sido completamente incapaz de mantener algo así durante tanto tiempo, creo simplemente que el cuerpo no aguanta, y debemos estarle profundamente agradecidos.

No obstante debo ser claro: la razón fundamental por la que Martijn decidió dejar el asunto es bien conocida, puesto que él mismo lo ha contado. Ahora vive en Bangkok junto a su actual pareja, una chica tailandesa a la que conoció hace no mucho y de la que se quedó prendado. Creo simplemente que Martijn es ahora una persona con una vida totalmente diferente, al lado opuesto de todo, y en la que probablemente ya no tenga hueco un hobby tan exigente como era WOS, o no al menos de una manera así de asfixiante.

Entrevista EL mundo del spectrum

Pedja: En estos momentos, la web está sufriendo una reforma estructural que redundará en su beneficio y en el de todos sus visitantes. Era necesario, ¿verdad?

José Luis: Pues sí, soy un convencido de ello. Me parece que WOS es algo ya demasiado importante no sólo por el hecho de que tanta gente lo disfrute a día de hoy, que no es para nada despreciable, sino también por la ingente cantidad de información que contiene y que algunos ya podrían ver como una especie de archivo histórico que debe seguir creciendo y salvaguardándose. Me gustaría pensar que siempre quedará ahí, para nosotros mismos, los niños que vivimos aquello en primera persona, y también para los niños de hoy y de (espero) quién sabe cuándo.

Lo que quiero decir, y sin pretender ser crítico con la actual configuración de WOS, es que considero muy frágil que un proyecto de este calado dependiera de una sola persona. Creo que la diversificación y la responsabilidad compartida de las tareas harán el archivo más estable a largo plazo, o eso espero, y también veo muy positiva la idea de que gente nueva pueda ir involucrándose y uniéndose de forma constante al equipo. Esto último es una posibilidad muy atractiva. Además, creo que ya me lo has entendido así, me parece del todo indeseable que algo tan exigente vuelva a recaer en los hombros de una sola persona: no sería justo para el ‘premiado’, hay más cosas en la vida. Y bueno, qué quieres que te diga, es que además esta ‘profesión’ da muy poco para poder vivir de ella ;-).

¡Tiempo! La semana que viene, la segunda parte de la entrevista. Dale la vuelta al cassette.



4 comentarios en “Entrevista con José Luis Soler, colaborador de World of Spectrum (Parte I)”

  1. Leo Rojo dice:

    Pues si en efecto WOS no funciona (porque la realidad es esa: no funciona) debido a que se está remodelando, me quedo más tranquilo. En tal caso sólo cabe esperar a que concluya lo antes posible para que la verdadera razón de ser de esta web, que NO es su recopilación de software, vuelva a estar disponible.

    Con todo, la “caída” de WOS y la retirada de su administrador ejemplifican el fin de una época y la decadencia de un movimiento destinado a la marginalidad, pese a quien pese. El equivalente digital a los coleccionistas de juguetes de hojalata.

  2. […] la segunda parte de la entrevista a José Luis Soler, colaborador de World of Spectrum. Si en la primera entrega nuestro protagonista se presentó, tiró de recuerdos y nos proporcionó información acerca del […]

  3. jsa dice:

    El problema de la remodelación de WOS es que no es una remodelación, lo están haciendo de cero y, por lo poco que se lee en sus foros, el equipo de desarrollo no quiere algo sencillo para salir del paso, quieren un site en condiciones. Las dudas que siembran algunos es si pueden dedicarle el tiempo necesario para hacerlo en un tiempo razonable – con el agravante de que además les tocan las narices cuestionando tecnologías, conocimientos y métodos.

    Soy de la opinión de que si esta situación de alarga demasiado, tendrá repercusiones serias en la comunidad creada en torno a WOS – la gente se irá marchando o desapareciendo.

    Estamos condenados a extinguirnos, la gente de ventitantos ni sabe lo que es un spectrum, pero a este ritmo ocurrirá antes de lo debido.

  4. elfoscuro dice:

    Yo pienso que WOS está agonizando. ¿Por qué? Sencillo… cuando una empresa es heredada de un padre a un hijo, el 99% de las veces se va a la mierda. El hijo piensa que las ideas de su padre son anticuadas, y empieza a hacer cambios según los nuevos tiempos. El padre, que ha mantenido en pie la empresa durante 20, 30 o más años, seguro que se equivcaba en todo…

    Lo he visto muchas veces, y aquí está pasando lo mismo. No se qué era necesario cambiar en una página como WOS, pero actualmente queda un esqueleto medio roto de lo que fue. Puedes pretender hacer una web nueva, pero eso se hace en privado, no rompiendo lo que hay. Por poner ejemplos: en las fichas no puedes ver ya ni portadas ni pantallas ingame, o el FTP, que por alguna razón se ha decidido cerrar.

    Por otro lado… la actualizaciones del contenido de la base de datos son ya inexistentes, lo que hace que pierdas el interés.

    Y esto lleva ya demasiado tiempo. Son meses ya, sin arreglar nada. No funcionan cosas como el ZX Explorer, etc. Se han cargado la mayoría de cosas “externas” que colaboraban, sólo por “hacer una web mejor”, cuando la que había era perfecta.

    Si, es un cambio. Hacia la desaparición.

Comenta lo que quieras respecto a este artículo...

VIDEO

TAGS



Sobre el PixeBlog

El PixeBlog nació una tarde de Noviembre de 2006, motivado por el deseo de su autor, Jesús Relinque
-PEDJA-
, en pos de rememorar sus vivencias sobre juegos olvidados y remotos.

Hoy, los artículos publicados en el blog compaginan lo Retro con la presente generación de videojuegos. Siéntete libre de compartir tu opinión.

Meta

Obra bajo licencia de Creative Commons

Pedja Wichu

RSS facebook Google+

Twitter

Diseño actual por Pedja a partir del tema Scarlett de WordPress themes