Fernando Martín Basket Master – Veinte años y homenaje

fernandomartinbasketmaster

Veinte años sin Fernando Martín. Qué mejor homenaje para el desaparecido y añorado jugador, el primer baloncestista español que logró entrar en la élite de la NBA, que rendir culto y visita al juegazo que se marcaron la gente de Dinamic en la época de los ocho bits.

Fernando Martín Basket Master puede presumir de ser uno de los programas de entretenimiento más vendidos de su tiempo, distribuyéndose  en 1987 versiones para Spectrum, Amstrad, Commodore 64, MSX, e incluso una adaptación postrera para PC en el año 1990.  Curiosamente, hay que decir que para MSX se lanzaron dos versiones; la primera era incluso inferior a la versión de Spectrum, -se puede jugar online a dicha versión aquí– mientras que en la segunda se mejoraron los gráficos, denominándose MSX Executive.

Hay que decir que la versión para Commodore 64, desarrollada por Imagine Software -en nuestro país no se estilaban programadores para esta máquina, por desgracia- , aunque exhibía bastante colorido, afeaba un poco el dibujado de los personajes. Por su parte, la adaptación en Amstrad CPC cuenta con cuatro colores simultáneos en pantalla y una definición digna de todos los sprites de pantalla, siendo, seguramente, la mejor versión de todas.

fernandomartin_basket_spectrum

El juego planteaba un partido de uno contra uno en toda la cancha, alejándose de la simulación del cinco contra cinco. Tomaba de este modo la inspiración del mítico One on One (1983) de Electronic Arts para Apple II, donde un tal Julius Erving se enfrentaba a Larry Bird. Centrándonos en el juego de Dinamic, teníamos a Fernando Martín y a un jugador anónimo aspirante, ávidos de balón y canasta. Se aplicaban todo tipo de reglas del basket, desde el Campo Atrás hasta la expulsión por cinco personales, pasando por los tiros libres o los lanzamientos desde más allá de 6,25.

Además, Basket Master incluía ciertas virguerías que hacían las delicias de todo seguidor del género. Por ejemplo, una barra de cansancio acumulado para cada jugador que debíamos vigilar, si es que no queríamos ver a nuestro jugador arrastrándose por la pista. También, un completo marcador en pantalla y una serie de estadísticas al acabar cada tiempo, para ver nuestro rendimiento en la cancha.

collagefernandomartin

Siguiendo con los detalles, los jugadores podían hacer hasta ocho mates distintos cuando encaraban la canasta contraria. Si conseguíamos deshacernos del contrario, podíamos lucirnos ante el público; el espectáculo continuaba cuando cogíamos el paquete de palomitas y las degustábamos visualizando la repetición ampliada de la entrada a canasta. Sólo faltaba el famoso grito de «Ding-dong» de Ramón Trecet inundando los altavoces de la televisión no-HD o monitor fosfóreo correspondiente.

El truco jugable de Fernando Martín estaba en el botón o tecla de acción, el cual nos permitía robar el balón al contrario si lo pulsábamos en el momento adecuado, o si manteníamos la posesión de la pelota y presionábamos acción más una dirección, podíamos fintar para eludir el intento de robo por parte de la CPU. Hay que decir que estas dos simples técnicas requerían una precisión inaudita, rayando en el nivel de dificultad al que estábamos acostumbrados por aquel entonces. Endurecidos que nos tenían.

Pero bueno, los recuerdos son los recuerdos. Y es que nunca olvidaré aquel mítico momento en el que mi padre consiguió, por primera vez, darle coba al Nano Martín, andando de espaldas al aro, protegiendo el balón, y fintando en el último momento para lanzar un tremendo gancho que hiciera danzar las mallas de la canasta. Tan mítico como el propio jugador.

Publicado por

Pedja

https://plus.google.com/108451085987227805779/

13 thoughts on “Fernando Martín Basket Master – Veinte años y homenaje”

  1. Y te has olvidado mencionar el truco de acudir a la canasta contraria sin balón, y al hacer el mate salir la pelota por el aro, y subir los puntos al marcador.

    Jugar contra el ordenador era odioso, te pasabas todo el tiempo lanzando desde tu campo y corriendo a por el rebote, para intentar meter la canasta en la 2ª opción. Luego así salían las estadísticas.

  2. Lo recuerdo, jugué a este juego pero creo que no era capaz de ganar a la IA. alguna vez hasta jugué a dos jugadores, pero no mucho. No sabía que tenía tantos mates, claro que a menos que pusieras dos jugadores y jugaras tu solo tampoco es que te diera mucho «tiempo» a mirar los mates y demás.

    Eso si, lo que no recordaba es que el rival de Fernándo fuera un tal Pedja… tendría que remirar el juego xD.

  3. Un gran juego de baloncesto a pesar de sus fallos y de la dificultad tan alta. Lo que dice x_mangel es cierto. yo me pegaba todo el partido tirando desde mi propia canasta a la del contrario y enseguida empezaba a correr para llegar a tiempo de recoger el rebote y encestar…

    Gracias por acordarte de este pionero y auténtico crack del deporte 😉

    Saludos.

  4. Juas, que recuerdos, no se me olvida el día que compré mi flamante cassete de este juego para mi Amstrad CPC (monitor fosforeo incluido) en Parodi. Cuantas y cuantas horas que le dediqué a esto Dios mio. De hecho aún lo tengo a mano para echar alguna partidilla de vez en cuando y últimamente gracias al CrocoDS, hasta lo tengo portátil. Cuando tendremos en España (excusi Pyro) una compañia como Dinamic!!!

  5. A este juego no llegué ya que tenía dos años cuando salió pero mola mucho ver como eran las cosas por aquel entonces y leer sobre ellos. Buen artículo, un saludo

  6. La verdad sea dicha. Fue un gran juego y me trae buenos recuerdos. Con aquellla canasta monumental, es que me partí de la risa.
    Saludos para todos.

  7. Kirkis, gracias por avisar, la verdad que ni me había coscado. Es un detalle que se acuerden de mí, que al fin y al cabo estuve 5 años dando el callo en Meristation :] Lo malo que no se puede poner enlaces en el vídeo xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *