Retrovisión: Cabal (1988)

cabal_flyer

¿Os suena la compañía TAD Corporation? Claro. Lo mismo que a mí. Porque a mí, en su día, hace ya la friolera de más de veinte años, no me importaba demasiado ver su rotulito en los créditos de este juego. Lo que me importaba era destruir todo lo que aparecía en la pantalla, ya fueran soldados, vehículos por tierra o aire, e incluso edificios. Sí, sí. Edificios. Ríase usted del motor de física, muerte y destrucción de Battlefield Bad Company.

Pues eso: Cabal fue un arcade, posteriormente portado a diversas máquinas domésticas de 8 y 16 bits por la compañía Special FX y distribuida por Ocean.  Como curiosidad, decir que la versión que apareció en Nintendo Entertainment System fue desarrollada por Rare. Aparentemente, nada parecía destacar: estamos en mitad de una guerra, cualquier guerra, no importa cuál; lo importante es que somos una máquina de matar y debemos acabar con todo bicho viviente. En Cabal no existía scroll de movimiento de pantalla. De hecho, dichas pantallas eran totalmente estáticas, y nosotros nos movíamos exclusivamente por el eje horizontal, de izquierda a derecha o viceversa, ya fuera corriendo o rodando para esquivar balas.

Para apuntar a los enemigos, no disparábamos al tún-tún, sino que debíamos mover un punto de mira señalado en la pantalla, al más puro estilo Operation Wolf. Recogiendo determinados ítems, podía ocurrir que el factor de repetición en la cadencia de disparo se multiplicase, o en otras ocasiones, que dicho punto de mira se agrandase para cargarnos a más gente en menos tiempo.

cabal_arcade_2

Versión Arcade

A todo esto podemos unir las diferentes «barreras» que nos servían de cobertura, y que podían ser destruidas por los enemigos a base de cañonazos. Vamos, que si realizamos un profundo ejercicio de abstracción, Cabal debe parte de su metodología a un arcaico shoot’em-up como Space Invaders. Y si juntamos todo en nuestra particular batidora y lo mezclamos cual gazpacho andaluz, podríamos estar ante un auténtico precursor de los videojuegos de acción en tercera persona.

Sea como fuere, estamos con total seguridad ante uno de los arcades más jugados de la historia, de los que siempre estaban atestados en vuestro salón recreativo favorito. Porque su dinamismo, la destrucción masiva que alcanzaba incluso a las estructuras que poblaban los escenarios, su elevada dificultad y la excelsa e imprescindible opción de dos jugadores simultáneos era un gancho perfecto, tanto en este Cabal como en su bastarda segunda parte, Blood Bros., ambientada esta vez en el Lejano Oeste.

Enlaces relacionados con Cabal:

cabal_amiga

Versión Amiga

Publicado por

Pedja

https://plus.google.com/108451085987227805779/

7 thoughts on “Retrovisión: Cabal (1988)”

  1. Aún reconociendo que era muy buen juego, yo nunca le ví su aquel a CABAL… En cambio, muy de su estilo es el WILD GUNS de Natsume para Super Nintendo, y me encanta.

  2. Después de mucho tiempo vuelvo a releer tu blog, lo extrañaba.

    Cabal fue de mis favoritos de siempre. En el momento que fue la novedad, era casi imposible jugarle. Recuerdo que hacían cola.

  3. Bienvenido de vuelta, Rodrigo. Se le echaba a usted de menos 🙂
    Es curioso que a mí siempre me llamó la atención, mucho más, el Blood Bros. que el Cabal.

  4. alguien sabe como solucionarme un problema con el cabal de mame?,resulta ke solo veo 2 botones en lugar de 3,funcionan el disparo y la granada,¡¡¿¿pero y el rodamiento??!!,he probado a calibrar los controles y nada,y se ke rueda en esta version de mame,pues cuando se ve jugando sola la makina,(demo),los personajes si ruedan,alguien sabe ke puedo hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *