El PixeBlog de Pedja: Blog de Videojuegos Retro y Next-Gen

Videojuegos desde los 8 bits hasta las consolas de nueva generación

Análisis Call of Duty: Advanced Warfare PS4

Publicado por 2 - diciembre - 2014

Advanced Warfare PS4

El primer Call of Duty cuyo desarrollo se ha enfocado de forma exclusiva para nueva generación realiza un sonoro doble salto para intentar escapar de la rutina en la que la saga cayó el pasado año con Ghosts, el cual no dejó contento a prácticamente ningún fan de la popular franquicia de Activision. Así, Advanced Warfare para Xbox One y PS4 ha sido llevado a cabo por Sledgehammer Games durante unos tres años, siendo un proyecto que se realizó por separado de la versión lanzada para Xbox 360 y PS3. Si alguno esperaba que la dirección de la saga cambiase de medio a medio, se llevará un buen chasco. De hecho, dudo mucho que haya intención de variar el núcleo jugable. Aún así, el producto final incluye ciertas variantes que ayudan a conformar un resultado bastante satisfactorio, y esta afirmación es la que voy a fundamentar en los próximos párrafos.

Las siete/ocho horas de rigor que dura la campaña están monopolizadas por la figura de Jonathan Irons, el cabecilla de Atlas, una corporación militar privada que sirve de elemento vertebrador para una historia sencillita de seguir, a diferencia de los saltos de protagonistas a los que nos acostumbraban títulos anteriores de la saga. Irons está encarnado por Kevin Spacey, y su representación gráfica y sonora -el doblaje al español de Irons corre a cargo del doblador habitual de Spacey en el cine, Javier Dotú, que por cierto ¡es el que ponía voz a Blas, el compañero de Epi!- dentro del juego es muy convincente. Parece algo muy básico, pero el dotar de un rostro y una voz reconocible al malo de turno puede hacer que al jugador le interese de un vez por todas lo que cuentan las magníficas escenas CGI entre misión y misión en lugar de pulsar el botón de ‘omitir secuencia’.

Por vicisitudes del destino, el personaje que manejamos poseerá ciertas habilidades que utilizaremos a lo largo de la campaña, provistas tanto por un implante cibernético como por el exo-esqueleto diseñado por la mencionada corporación de oscuras intenciones. De este modo, podremos subir edificios cual Spider-Man, ralentizar la acción o efectuar saltos dobles; movimientos que dotarán a la acción de un picante que se añade a la mezcla de scripts y QTEs a la que Call of Duty nos tiene acostumbrados, y que, sin ninguna duda, logran aportar un sabor distinto que se agradece mucho. Aún con todo, el contenido para un jugador es algo irregular, ya que existen varios pasajes dentro de la propia campaña que no han salido demasiado inspirados, exhibiendo tiroteos insulsos y tediosos. Son momentos que se intercalan con otros ciertamente brillantes y que suelen tener como protagonista al gadget de gancho, el cual, de manera poco comprensible, solo puede utilizarse en determinados momentos. Sus usos son variados, desde escalar edificios a desplazarnos rápidamente en horizontal o eliminar enemigos de forma sigilosa.

Advanced Warfare PS4

Por cierto, hablando de sigilo, se han implementado una serie de misiones en las que no podremos ir a saco eliminando todo lo que se mueva, ya que hacerlo conllevará fracasar y reiniciar el nivel. El juego nos obligará a movernos en silencio, buscando las sombras y haciendo uso del mencionado gancho. No están mal, la verdad; están muy lejos de los referentes del género, pero si lo que buscaban es abrir la ventana para que entrase aire fresco, lo consiguen de pleno.

En el plano del multijugador, la buena gente de Sledgehammer Games ha aplicado la fórmula de los avances tecnológicos militares para que cada jugador configure su avatar como considere oportuno. En este sentido, regresa la filosofía de facilitar huecos que rellenar a discreción por parte del usuario -hasta trece en esta ocasión-, de forma similar a lo visto en Black Ops 2. Suena lógico, ya que esta decisión ya reportó bastante feedback positivo en su día. Ahora, aparte de combinar armas -tanto principales como secundarias- con ventajas y perks por rachas de bajas, dichos huecos pueden utilizarse para reforzar y mejorar todos estos elementos. Adicionalmente, el juego nos irá premiando con recompensas aleatorias -como si fueran cromos dentro de sobres que abrimos, ¿os recuerda a FIFA Ultimate Team?- capaces de modificar el rendimiento del personaje e incluso de customizarlo para diferenciarlo del resto. Gracias a todo lo explicado, la profundidad de estrategia puesta en liza alcanza un nivel realmente elevado, y el tiempo que pasemos en configurar al personaje se tornará más relevante que nunca.

En cuanto a modos de juego, las reinas del baile seguirán siendo las de ediciones pasadas: Duelo por equipos, Captura de bandera o el tradicional Todos contra todos, que para mí sigue siendo el mayor aliciente a día de hoy, a pesar de que su planteamiento sea más viejo que los balcones de madera. La novedad más llamativa se denomina Enlace (Uplink) y convierte el campo de batalla en una especie de partido de baloncesto sangriento, obligando al portador de la bola a esquivar enemigos hasta llegar a la canasta rival. Por otro lado, el apartado cooperativo del juego se basa en las típicas sucesiones de oleadas hostiles, con su interludio correspondiente para recargar. No es nada sorprendente pero, sin embargo, engancha que da gusto. Ahí se nota el buen hacer de los diseñadores de los niveles, algo esencial para que el online de la presente entrega acabe trascendiendo en el tiempo.

Advanced Warfare PS4

La evaluación del desempeño técnico del juego logra buena nota, aunque si nos ponemos en plan exigentes, deberíamos comentar que aún se nota cierta herencia de la generación pasada, sobre todo en el aspecto de muchas texturas de objetos y escenarios que parecen tener muchos, muchos años. Por lo demás, encontraremos una excelente captura de movimientos, resaltando una vez más todas las apariciones del personaje de Spacey, además de un buen trabajo en temas de iluminación y un rendimiento a la altura de lo que debe rendir un juego triple A de PS4, con los sesenta frames por segundo que son marca de la casa. Es cierto que se echa de menos una mayor espectacularidad en impactos, explosiones y destrucción en escenarios, no porque seamos fans de Michael Bay -que también-, sino porque, al fin y al cabo, esto es un Call of Duty, y es lo que se espera.

Finalmente, podríamos concluir sentenciando que Advanced Warfare hace progresar adecuadamente a la franquicia. Es un buen Call of Duty, supera ostensiblemente a su anterior entrega y sus incorporaciones jugables logran calar en el resultado final. Con todo, el margen de mejora sigue siendo amplio, aunque para la próxima ya no veamos a Spacey, o sí… ¿quién sabe?

 



2 comentarios en “Análisis Call of Duty: Advanced Warfare PS4”

  1. PerryMason dice:

    Lo del modo Enlace (Uplink) me recuerda bastante a un modo que había en Unreal Tournament 2004 llamado carrera de bombardeo en el que tenías que coger una “pelota” y meterla en una aro del equipo enemigo mientras defendías el tuyo (mientras la llevabas no podías disparar) Qué digo me recuerda bastante ¡Si debe ser lo mismo de hace 10 añazos!

  2. Pedja dice:

    Y mira que jugué meses y meses a UT2004, amigo Perry. Y es que todo está inventado, o eso parece… Por cierto, ¿cuajará el nuevo Unreal Tournament en desarrollo? No veas las ganas que tengo de que salga en condiciones.

Comenta lo que quieras respecto a este artículo...

VIDEO

TAGS



Sobre el PixeBlog

El PixeBlog nació una tarde de Noviembre de 2006, motivado por el deseo de su autor, Jesús Relinque
-PEDJA-
, en pos de rememorar sus vivencias sobre juegos olvidados y remotos.

Hoy, los artículos publicados en el blog compaginan lo Retro con la presente generación de videojuegos. Siéntete libre de compartir tu opinión.

Meta

Obra bajo licencia de Creative Commons

Pedja Wichu

RSS facebook Google+

Twitter

Diseño actual por Pedja a partir del tema Scarlett de WordPress themes