Red Faction: Guerrilla, a martillazo limpio en la demo

redfaction_guerrilla_cover

Pues resulta que Volition deja de lado Stilwater para centrarse en el planeta Rojo, y no se le ocurre otra cosa que arramplar con todo a martillazo limpio. Mis primeras impresiones con Red Faction: Guerrilla, obtenidas jugando en Xbox 360 a la demo que está colgada en el bazar – la cual THQ me ofreció jugar en primicia hace un par de semanas-, se podrían resumir en una frase: lo parto tó.

Y así es: manejaremos al protagonista en tercera persona, cuya mayor virtud reside en el excepcional y antológico manejo del martillo cascanueces de mango largo. Debe pesar una tonelada, pero da igual, porque su habilidad blandiendo el arma es digna de elogio, y de este modo es posible cargarse prácticamente todos los elementos que componen la recreación marciana del juego. Con la de años que ha costado colonizarlo, y lo poco que vamos a tardar en cargarnos todo. Pero da igual, porque es ejemplar ver cómo un edificio puede derrumbarse con un poco de paciencia y unos cuantos porrazos. Y todo se rompe, cada vez, de distinta manera.

Lógicamente, si todo este fuego de artificio se quedara simplemente en eso, mal vamos. Pero la verdad es que logra afectar a la jugabilidad de forma plenamente directa: para deshacernos del enemigo podemos cargarnos un puente en el justo momento en el que lo esté cruzando, o a lo mejor, lo que queremos es huir de una encerrona que nos han hecho dentro de un edificio: pues a darle al martillito y con suerte, haremos un boquete en la pared que nos permitirá tomar las de Villadiego.



La física del renovado GeoMod es de órdago, y afecta a todo elemento existente en pantalla, incluyendo a los vehículos, que parecen tener un manejo mucho más conseguido que en otros SandBox anteriores. También puede aplaudirse la zona final de la demo, cuando manejamos una especie de exoesqueleto que nos permitirá arrasar con toda estructura y/o bicho viviente, para finalizar montados en un camión, el cual nos llevará a una escena scriptada en la que disparamos desde una torreta con la que se equipa el vehículo. Si acertamos con los cohetes a los vehículos enemigos, saltarán por los aires como pulgas en celo, posibilitando la física que puedan caernos encima de una forma bastante convincente.

Queda mucho por revisar de este Red Faction: Guerrilla, sobre todo me gustaría averiguar si las misiones van a ser realmente interesantes y de corte variado, o se sumirá en el mal endémico del Sandbox, esto es: voy a jugar simplemente para echar el rato y liarla en el escenario, pasando de la campaña principal. Desde luego, los cimientos están bien plantados a tenor de lo visto en esta demo… aunque fijo que salen volando con un par de martillazos.

red_faction_guerrilla_previo

Publicado por

Pedja

https://plus.google.com/108451085987227805779/

One thought on “Red Faction: Guerrilla, a martillazo limpio en la demo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *