El PixeBlog de Pedja: Blog de Videojuegos Retro y Next-Gen

Videojuegos desde los 8 bits hasta las consolas de nueva generación

Retrovisión: Blood. Ríete del género de terror

Publicado por 6 - octubre - 2008

En el año 1997 salió al mercado un First Person Shooter que no iba a dejar indiferente a nadie. Por muchas razones, Blood se convertiría en un clásico, aunque quizás su mayor virtud fuese el diseño de las armas, enemigos y niveles, y las continuas referencias a películas del género de terror, aderezado con el irónico humor del protagonista, Caleb.

Blood

La gente de Monolith comenzó pronto su idilio con los FPS. La compañía responsable de la notable saga No One Lives Forever también se encargó de programar otros juegos de acción en primera persona como el mencionado Blood, su segunda parte The Chosen o el peculiar Shogo. Mi opinión personal es que Blood fue el producto más redondo que sacaron al mercado.

Blood asienta sus cimientos gráficos sobre uno de los primeros motores gráficos que se popularizaron y exportaron a multitud de juegos. El engine se llamaba Build y fue creado por Ken Silverman para 3dRealms, o lo que es lo mismo, el mítico Duke Nukem 3D. Build representaba la visión en primera persona al más puro estilo Doom; los mapas son bidimensionales, pero el motor añade el componente de altura, dando la posibilidad de mirar y apuntar hacia arriba o hacia abajo. Por algo se llamó un motor de 2 dimensiones y media, lo cual no deja de ser curioso.

El juego está repleto de detalles macabros, muchos puntos ‘gore‘ y, sobre todo, ganas de reírse de todos los tópicos del género de terror, todo realizado con mucho arte. Comenzamos el juego desde nuestro ataúd, ya que somos todo un muerto viviente, y Caleb exclama con voz de ultratumba -lógico- un tenebroso “I live agaaain…”, una de las frases más famosas de la peli de culto El ejército de las tinieblas de Sam Raimi. Comenzamos con un tridente diablesco a modo de arma, destrozamos un par de zombies y notamos que podemos jugar al fútbol con sus cráneos. Más de una vez mis colegas y yo jugábamos a ver quién mandaba más lejos un coco de zombi.

Las armas se convertían en otro de los puntos fuertes de Blood. Y no sólo por la innovación que significaba tener dos tipos de disparos -principal y secundario- por cada arma, sino por la naturaleza de la misma. El mencionado tridente daba paso a una pistola de bengalas espectacular. Si impactábamos a un enemigo, la bengala se quedaba un rato incrustada en su cuerpo y luego incineraba al pobre diablo. Esta pistola, la dinamita y el muñeco vudú eran las armas más originales del juego.

Blood

A nivel gráfico, el trabajo de diseño artístico era impresionante, currado hasta límites insospechados. Desde viajar por la Universidad de Miskatonic, famosa por encerrar el secreto de los primigenios y ancenstrales mitos de Cthulhu, hasta cementerios con la tumba de Eric Draven, el Cuervo, pasando por el caserón de Jason de Viernes 13, a la vez que suena la típica sintonía de la película, o un hotel abandonado con su laberinto y el propio Jack Torrance, de “El Resplandor”, totalmente congelado; un completo viaje a través del género, siempre salpicado por la ironía del sádico Caleb.

Respecto a los enemigos, no destacaban por su extremada inteligencia, pero tampoco les hacía falta. Simplemente nos atacaban sin descanso, ya fueran monjes cultistas de Miskatonic, murciélagos, zombies o arañas gigantes. Un amplio elenco de Final Bosses nos esperaba al final de ciertos niveles, a través de espectaculares enfrentamientos. Impagable luchar contra la gárgola gigante mientras la desdichada Ophelia estaba a punto de ser sacrificada en un altar.

Blood

La ambientación conseguida hacía que, en ocasiones, los ruidos del entorno y la representación gráfica de los escenarios causaran ‘miedito’, mientras que otras veces nos arrancaban una carcajada. Esta combinación consagró a Blood como uno de los FPS con más personalidad de todos los tiempos. Expansiones como Plasma Pak o sus pioneros modos multijugador -a través de LAN, módem o IPX- alargaron la vida del juego. Aún persiste la web del juego, desde donde podréis bajaros una demo y probarlo… si vuestros Vista os lo permiten.



14 comentarios en “Retrovisión: Blood. Ríete del género de terror”

  1. Mr.Retro dice:

    Este juego me lo dejaron original. La verdad, te ries y tal, pero como juego me parecia muy inferior a Duke Nukem e incluso a los Doom. Ademas, me ponia muy nervioso los malditos monjes 🙁

  2. Lobo dice:

    Tengo ese juego original, con su caja de cartón y todo (esas cajas que llevaban los juegos antes), y la guardo como un tesorín particular. Las pistas de audio del CD original son mortales.

  3. PEDJA dice:

    Lobo, ¿podrías colgar la imagen de algún sitio y poner el enlace? Me encantaría ver de nuevo la caja original con sus instrucciones y todo lo demás.
    Gracias!

  4. Carlos dice:

    Un shooter glorioso. Y uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos. Tanto, que sin ser estrictamente un juego de zombies no me quedó mas remedio que dedicarle un artículo enterito en el especial de zombies que hicimos éste verano en Volatilis.

  5. Rodrigo dice:

    Uno de mis FPS favoritos de todos los tiempos, creo que lo he jugado unas 6 o 7 veces, para ir descubriendo nuevas zonas secretas y demás. Por lo general, he leído críticas no muy buenas sobre este juegazo, cosa que nunca entendí. Me parece muy divertido y original, aún lo conservo y cada tanto me lo juego un poco. Lástima que Blood 2 no anda en XP…

  6. Caleb dice:

    Como bien dice el autor del artículo, la personalidad y ambientación es lo que destaca a éste juego. Sin dudas, un excelente juego, en lo personal, el mejor. El modo multijugador en Lan no tiene desperdicio.

  7. […] Retrovisión: Blood. Ríete del género de terror: A estas alturas, El Pixelblog de Pedja -que, por cierto, estrena dominio- debería estar en vuestros favoritos y lectores de feeds. Si no es así, seguro que con este curioso artículo sobre uno de los juegos más violentos -y divertidos- de la historia, os convencerá para hacerlo. Y si os gusta lo retro, no dejéis de participar en su concurso… yo ya lo he hecho […]

  8. josepzin dice:

    Un juegazo!! cuantos buenos recuerdos 🙂

  9. Big Boss dice:

    Juegazo en toda regla. Este juego para mí fué, es y será un clásico inmortal. Su humor negro y sus parodias aderezaban un shooter de los de antes: Muchos tiros, sangre y jefes finales grandiosos.

    Duke Nukem también me gustaba pero siempre me supo a menos que el Blood (por cierto el duke también hacía un cameo en el blood. !!!Huu, shake it baby!! XD)

  10. Roy Ramker dice:

    Lo del muñeco vudu era la ostia xD
    Junto al corazón que apretabas para matar a los enemigos en Shaow Warrior una de las armas más brutales y divertidas a la vez xD

  11. Jarkendia dice:

    Un juego que no tuve el placer de disfrutar en condiciones. Apenas lo probé 5 minutos.

    Pero vamos, que me ha encantado leer la reseña. Veo que tenía muchos guiños a clásicos del cine 😀

  12. […] perros viejos del videojuego tienen en sus altares desde hace más de una década, con joyas como Blood, No One Lives Forever o Shogo, y que a su vez, también ha logrado estremecer a los jugadores más […]

  13. […] Cuando Digital Bros me envió una copia de Necrovision, la verdad es que no conocía demasiado acerca de las entrañas de este juego. Investigando un poco más, llegué a averiguar que The Farm 51, la compañía desarrolladora polaca responsable del juego, estaba trabajando una parte de People Can Fly, los cuales crearon hace unos años Painkiller. Y es que Painkiller era uno de mis shooters favoritos, recuperando el espíritu clásico de la antigua era de FPS, de ilustres integrantes como Wolfenstein 3D, Doom o Blood. […]

  14. marco dice:

    es un juegazo realmente bueno, me gustaba la parte donde caleb se subia a una nave que aterriziba en la luna y salia un gusano de tierra enorme que andaba en moto, tenia alas y una pistola que tiraba rayos laser. me acuerdo que era muy dificil nunca lo pude matar

Comenta lo que quieras respecto a este artículo...

VIDEO

TAGS



Sobre el PixeBlog

El PixeBlog nació una tarde de Noviembre de 2006, motivado por el deseo de su autor, Jesús Relinque
-PEDJA-
, en pos de rememorar sus vivencias sobre juegos olvidados y remotos.

Hoy, los artículos publicados en el blog compaginan lo Retro con la presente generación de videojuegos. Siéntete libre de compartir tu opinión.

Meta

Obra bajo licencia de Creative Commons

Pedja Wichu

RSS facebook Google+

Twitter

Diseño actual por Pedja a partir del tema Scarlett de WordPress themes