Anecdotario del PixeBlog, volumen I: el nombre

sopa_de_letras

Está demostrado que escribir en un blog da para muchas cosas, por ejemplo, dinero y coches de lujo anécdotas para carcajearse de lo lindo, así que he decidido dejar aquí una breve recopilación de aquellas que se relacionan directamente con el nombre, esto es, con PixeBlog de Pedja.

Hace tiempo que Manu, en una entrevista que me hizo para su Blog, me preguntó ¿Por qué PixeBlog y no PixelBlog? La verdad es que no supe contestarle y ahora tampoco sabría, pero el caso es que la utilización de mi amigo el píxel para construir el título de la página se me antojaba indispensable.

Pues bien, a raíz de esta denominación de origen, se han producido multitud de diferentes acepciones del concepto original. Dichas acepciones se pueden leer en el remite de los paquetes que las distintas compañías de software me han hecho llegar, o también en la frase que se le ocurre al mensajero de turno a la hora de llamar a mi domicilio y preguntar por el señor PixeBlog. Algunos ejemplos son…

«¿Perdone, esto es el Disibloc?», pregunta un curioso mensajero a la hora de buscar el destinatario del envío a entregar. Lógicamente, y tras semejante demostración de ingenio, le abrimos la puerta para que pueda subir a contemplar la gigantesca sede sevillana del Disibloc, de unos veintipico metros cuadrados por lo menos…

Un paquete para PedJa: un caso similar al anterior, pero esta vez preguntando por un tal PedJa, y hago hincapié en la complicada pronunciación de la Jota.

– Un enrevesado remite en un sobre, que torna el mensaje original en un extraño anagrama: Pixebloc Be Pejda. De ahí viene la famosa frase mundialmente conocida: «Be Pejda, My Friend».

Aún más complicado resulta comprobar cómo puedes pronunciar el nombre de tu blog con una sola vocal, creo recordar que es algo así como «Pxblg Pdja». ¡Viva el lenguaje SMS!

– También fue divertido, una de las veces que llamé a cierta compañía distribuidora para pedirles un juego para su análisis; lo cierto es que cuando coges el teléfono y te tienes que presentar, ¿cómo lo dices?:

  • Pedja: «Soy Jesús Relinque, del PixeBlog».
  • Distribuidora: «Ehh… ¿Perdona?»
  • Pedja: «Sí… eh, Jesús! ¡Del PixeBlog!
  • Distribuidora: «¿Pixilblos?»
  • Pedja: «¡Pi-Xe-Blog! PixeBlog»
  • Distribuidora: «¡Ajá!»
  • …silencio incómodo de unos cuantos segundos…
  • Pedja: «Ehm…»
  • Distribuidora: *risa inquieta* «¿y qué pasa?»

Como veis, igual elegí un nombre demasiado complicado. Ni me imagino a los compañeros de Akihabara Blues o aún mejor, a Feel The Byte (FilDeBait), ¡los nombres que no se habrán inventado!

Publicado por

Pedja

https://plus.google.com/108451085987227805779/

9 thoughts on “Anecdotario del PixeBlog, volumen I: el nombre”

  1. Sí que hay anécdotas… a ver si adjunto una imagen con alguno de estos letreros tan curiosos 😀

    Para Retropia: bueno, en este mundillo hay que ser todo lo atrevido que puedas, siempre dentro de la educación, para conseguir que te hagan un poco de caso 🙂

  2. Muy divertido y curioso el post, PedJa!!!

    Es cierto que esto de los blogs y sus nombres da para contar ciertas anécdotas, muchas de ellas graciosas. Con el nombrecito de BeeGamer también hemos tenido bastantes… lo mismo algún día me animo a contarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *