Experimentando en la Beta de Little Big Planet

SackBoy

Sony España me cedió hace unos días el pase para probar la Beta de su próximo bombazo, Little Big Planet. En esta versión se pueden jugar los primeros niveles, los cuales funcionan a modo de tutorial. Una vez concluídos, se nos abre el acceso a todo un universo de creatividad, labrado a base de niveles que los usuarios de todo el planeta han diseñado con las herramientas del juego.

Se puede comprobar, por fin, el verdadero significado de Little Big Planet, un juego que, a priori, parece un regreso a la simpleza de antaño; una época donde el género de las plataformas estaba entre las máximas preferencias de un público que hoy se encuentra extraño cuando se aleja de pegar tiros en primera persona. Y así parece que es, al menos en la forma: Little Big Planet puede considerarse un plataformas en toda regla, con gotas de habilidad y puzzle, vertidas en sus minijuegos. Eso sí, aunque aparentemente el juego se desarrolle sobre dos dimensiones, hay que decir que será clave aprovechar el eje Z para cambiar de plano constantemente mediante un grácil salto.

Sin embargo, basta apartar un poco la corteza de trapo y botones para descubrir el auténtico objetivo de sus creadores: trasladar el espíritu abierto, customizable, libre y compartido que abandera, por ejemplo, la generación de la web 2.0. Ayer por ejemplo,  estaba participando en una carrera a toda pastilla, montado en un coqueto caballito de madera junto con el muñequito de mi novia, y a mitad de partida entró un invitado para unirse a la carrera. Y ya existen cientos de niveles creados, a cual más original.

Sin ir más lejos, un nivel mostraba a los míticos marcianitos de Space Invaders bajando desde la parte superior de la pantalla, mientras en el suelo podías mover una base con interruptor a modo de nave, que al activarse disparaba a los bichos. Simplemente, el objetivo del nivel era acabar con ellos antes de que te alcanzaran. Como este, decenas de ejemplos que merecen un premio a la imaginación.

Little Big Planet va a tener bastante tirón. De hecho, Sony no esconde que pretende atraer a cierto tipo de público a su sistema Next-Gen a través de este particular gancho de trapo. Sin embargo, aún debe pulir dos aspectos para la versión final si quiere que todo salga redondo. El primero, el tema de la conexión. No se me escapa que estamos ante una Beta, pero la verdad es que el lag ha aparecido en numerosas ocasiones durante las partidas que he jugado. La velocidad y la precisión se me antojan indispensables, y ello requiere una partida fluida y sin parones.

El segundo aspecto es aún más peliagudo, y se relaciona directamente en la forma en la que manejamos a nuestro SackBoy particular. Quizás sea mi impresión, pero he notado mucha inercia a la hora de controlar al personaje, quizá demasiada. Además, el cambio de plano -saltando y acercando o alejando el stick izquierdo respecto a nuestra posición- cuesta un poco efectuarlo, quedando el muñeco en ocasiones algo ‘atascado’.

Quedan unas semanas para ver a Little Big Planet en todo su esplendor; esperamos que se afine un grado más el manejo del SackBoy, porque conceptualmente hablando no tiene precedentes en la historia reciente del videojuego.

LBP

Publicado por

Pedja

https://plus.google.com/108451085987227805779/

3 thoughts on “Experimentando en la Beta de Little Big Planet”

  1. La verdad es que el verdadero punto flaco del juego es el control, y me alegra saber que no soy el único con problemas para moverse entre planos, a veces es desquiciante.

    Por lo demás, el juego parece que promete, aunque ya veremos una vez que esté en la calle si se hace aburrido a largo plazo o no. Eso si, jugando entre dos o más jugadores, se hace mucho más divertido que uno solo, ya tardaba en aparecer un buen juego de plataformas cooperativo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *