El PixeBlog de Pedja: Blog de Videojuegos Retro y Next-Gen

Videojuegos desde los 8 bits hasta las consolas de nueva generación

Mi crónica de GameFest 2011: lo nuevo y lo viejo

Publicado por 5 - octubre - 2011

Gamefest 2011

Gamefest 2011

Llegué un sábado por la mañana al recinto ferial de Gamefest 2011. El bullicio amenazaba en su interior, al que conducían un interminable reguero de impacientes adictos al videojuego, quién lo diría, contemplar un apabullante tirón por esta pequeña pasión que compartimos más gente de la que parece. Tanto que el pabellón 3 de IFEMA se quedó pequeño.

Ensordecedor, el sonido irrumpía en múltiples direcciones, ríase usted de los Master Audio HD con 6.1 surround y lo que te rondaré. Los grandes focos musicales, o sea, las nuevas entregas de Dance Central y Just Dance, y el candidato Dance Star Party, lo copaban todo en lo que a sonoridad se refiere.

Algo aturdidos por la sensación de que te estaban golpeando por todas partes, nos introducimos en el constante ir y venir de gente con la esperanza de poder probar el mayor número de novedades posible en la Feria, que aunque a veces no lo pareciera, era del videojuego y no de verbena de pueblo. Imponente el stand de Sony, con ese avión estrellado de Uncharted 3 humeante. Su beta multijugador era motivo de colas, y permítanme que utilice esta refrescante palabra en más de una ocasión.

Porque oiga, el sábado y el domingo no eran días tranquilos, no. Ya se porque los colegas de prensa se adelantaron en el tiempo y disfrutaron, seguro, de una plácida sesión el jueves. Me costó Dios y ayuda probar apenas Need for Speed: The Run y Kinect Star Wars, por cierto, con resultados más que prometedores en ambas ocasiones.

Pero probar PSVita era más jodido que jugar al fútbol en Sevilla a las 12 de la mañana en Septiembre: como poder, se podía, pero bordearías los límites de la deshidratación. Modern Warfare 3 y Battlefield 3 luchaban por el título de shooter bélico; al menos en escenografía ganaba el título de EA, con unos cuantos soldados haciendo de las suyas por toda la feria. Tampoco pude catarlos, mala suerte.

Gamefest 2011

De los stands de compañías, seguramente el más accesible y completo a la vez podría ser el de Koch Media, con gran cantidad de títulos y consolas funcionando para probar y una cercana atención a todo el que se pasaba por el stand. Catherine, Street Fighter vs Tekken, Dead Island, Dead Rising 2: Off the Record y un buen puñado más de títulos podrían probarse con un poco de paciencia, mientras que había que guardar turno para los pases de los últimos Hitman y Tomb Raider.

El stand de Microsoft también estaba muy completito, aunque una vez más lo digo, el jaleo que protagonizaban los continuos shows de Dance Central 2 llegaba a atormentar al personal que se acercara a probar el nuevo Kinect Sports o el imponente Forza 4, con cochazo incluido. Agradecer a Tamara y Carlos la atención personalizada que nos prestaron, a cambio de perder un poco de voz para explicarnos las novedades e imponerse al ruido.

Me sorprendió que no hubiera organización en condiciones de torneos para los nuevos FIFA y PES, como si la hubo en otras ferias del sector celebradas en nuestro país, y recuerdo al FIVED de Córdoba hace un par de años. Una pena.

Gamefest 2011

En el stand de Warner la gente se agolpaba para ver y tocar al esperado nuevo Batman, aunque la demo que se exhibía parecía en estado bastante desfasado, ya que se parecía demasiado a Arkham Asylum y con algunas ralentizaciones de más. Seguro que el título definitivo es mucho mejor. Al menos me llevé una postalita del Pingüino.

Tras pasar por la sala dedicada a la prensa y buscar en vano una botellita de agua con la que refrescar la ansiedad, volví a la carga para seguir intentando probar otros títulos. Estaba durilla la cosa. Pude probar Dark Souls, aunque me asusté tras morir 3 veces seguidas y salí corriendo. Por suerte un mullido Pikachu amortiguó la escapada.

Y ya que estaba allí, comprobé que, efectivamente la pasión por Nintendo seguía desbordada, por muchos golpetazos que se lleve la 3Ds. Poco pude ver del nuevo Zelda, bueno, aparte de sus pedazo de marcadores que destacan ante todo lo demás.

El stand de THQ en GameFest 2011 tenía una exhuberante limusina con Saints Row 3, aunque no pude ver ni rastro del supuesto striptease. Llegué tarde, seguramente. Aún así pude hacerme una foto con un marine estupendamente conseguido de Warhammer 40k.

Gamefest 2011

Por ahí estaba SEGA, golpeando de nuevo con otro Sonic más. Sorprendido me hallo, y gratamente: este Generations sí que sí, con solo ver un par de niveles ya me ha transmitido más que ningún otro juego del puercoespín desde los tiempos de MegaDrive. Cosa fina.

Y como estaba ya algo mareado, me tuve que sentar. Qué mejor sitio para hacerlo que el pequeño hueco que se hizo el videojuego retro en la feria del juego moderno. La gente de AUIC, con un pequeño RetroMadrid, consiguió exhibir los pósters de las carátulas añejas de Dinamic -cedidas seguramente por FX Interactive-, mientras que varios viejos buenos ordenadores hacían correr juegos como After the War.

Por si fuera poco, AUMAP, la asocación de máquinas arcade y pinball, expuso una brutal colección de máquinas de petacos, además de unas cuantas recreativas, tanto añejas -Super Sprint o Head On, con la que echamos varios piques curiosos- como de nuevo cuño, con un Ghost and Goblins en cabina nueva que hacía las delicias del personal.

Gamefest 2011

Tras reflexionar largo y tendido sobre lo que significaba que el mejor rato de la Feria lo hubiera echado en la zona Retro, me dio por deslizarme en la sala de conferencias, donde Jesús Fabre presentaba al público el proyecto de The Gamer Inside, con el que le deseo la mejor de las suertes. El domingo, además, estuve viendo la conferencia de mi viejo amigo Spidey, repasando los orígenes del videojuego en nuestro país. Lástima que, a pesar de que tuvieron asistencia, no fueran apenas promocionadas en la propia feria.

Y poco más. Un puñado de camisetas, muchos juegos por probar, y la sensación de que incluso en la amplia sala 3 de IFEMA el espacio se queda corto ante el imparable tirón del videojuego actual. Nota mental para el año que viene: asistir el primer día e ir provisto, por si acaso, de un par de tapones para los oídos…



3 comentarios en “Mi crónica de GameFest 2011: lo nuevo y lo viejo”

  1. Tiex dice:

    El sabado fue un día caotico y en parte fue el motivo de que el Domingo no fuera. Tuve la suerte de disfrutar el Jueves y Viernes de la feria, con mucha menos gente, aunque también había bastante por la tarde. Probé bastantes cosas, aunque muchas no tuve la oportunidad y el sabado pase totalmente de probar nada, porque era casi imposible…

  2. josepzin dice:

    Lo de los tapones es una buena idea :D

    Yo también estuve el sábado, y me pareció ver una cara conocida portando una camiseta con el Freddy Hardest!

  3. Leo Rojo dice:

    En fin. Como ya he comentado en algún que otro blog, o como yo mismo comenté en mi web sobre la edición del año pasado, la impresión es que no merece la pena enfrentarse a una turba de niñatos asilvestrados sólo para poder probar en primicia una puta consola y un par de juegos. Desde que existe Internet esta clase de eventos tiene cada vez menos sentido, y la prueba la das tú mismo al afirmar que lo mejor estuvo en “museo” del sector retro.

    En mi opinión lo mejor de la feria está en la noticia del regreso de RetroMadrid para el año que viene.

Comenta lo que quieras respecto a este artículo...

VIDEO

TAGS



Sobre el PixeBlog

El PixeBlog nació una tarde de Noviembre de 2006, motivado por el deseo de su autor, Jesús Relinque
-PEDJA-
, en pos de rememorar sus vivencias sobre juegos olvidados y remotos.

Hoy, los artículos publicados en el blog compaginan lo Retro con la presente generación de videojuegos. Siéntete libre de compartir tu opinión.

Meta

Obra bajo licencia de Creative Commons

Pedja Wichu

RSS facebook Google+

Twitter

Diseño actual por Pedja a partir del tema Scarlett de WordPress themes