Busca las diferencias: Donkey Kong y Crazy Kong

Donkey Kong

Shigeru Miyamoto comenzó su colección de éxitos en el mundo de los videojuegos con Donkey Kong -año 1981– en lo que fue uno de los primeros asentamientos del juego de plataformas, la primera aparición del famoso personaje Mario -y aún entonces se llamaba Jumpman– y, quizá lo más relevante, la entrada definitiva de Nintendo en el mercado de Norteamérica, tras el estrepitoso fracaso que supuso el arcade Radarscope y la confianza que depositaron Yamauchi y Arakawa en el creador de Mario Bros. Todo salió bien… tan bien que se generaron clones a go-go a partir de Donkey Kong.

Jumpman, un bigotudo currante que debe salvar a su chica Pauline de las garras de un mono tan grande como tozudo. Un argumento que sirve de trasfondo a cuatro fases en las que debemos llegar a alcanzar la cima a través de escaleras y plataformas, esquivando bolas de fuego y objetos que el mono nos tira, y utilizando algún item que otro, como el famoso martillo. Todo un paradigma de las plataformas que hizo historia, le salvó el culo a Nintendo y comenzó a encumbrar al maestro Miyamoto.

Crazy Kong

Es indudable que Donkey Kong, el gorila burro y tonto, es conocido por todos vosotros -y sino lo conocéis, ya deberíais haberlo hecho: aquí podéis jugar online a la versión de NES: haz el mono-, pero lo que hoy quiero daros a conocer es al Mono Loco. Seguramente fuese primo lejano de Donkey, o quizás su alma gemela. Lo cierto es que se parecía sospechosamente al programa de Nintendo. Los hechos cuentan que la compañía Falcon lanzó Crazy Kong en 1981, poco después que el juego original. A primera vista, un copy-paste total y descarado.

Lo cierto es que Falcon obtuvo la licencia para lanzarlo en mercados fuera de la zona de Estados Unidos, aunque bien es verdad que en el transcurso del juego no se mencionaba nada de esta concesión, ningún Licensed By Nintendo ni nada por el estilo. Crazy Kong corría sobre una placa de hardware distinta y tenía algunas diferencias gráficas con Donkey Kong; ciertas tonalidades de colores, algunos sonidos -generalmente de peor calidad- y el rostro del Mono, el cual parecía tener más mala leche que el original. Y eso que debería ser mejor estar loco que ser tonto. O no.

Aún con la licencia, la sangre llegó al río puesto que Falcon llegó a filtrar miles de copias del arcade recreativo en Estados Unidos, rompiendo la supuesta licencia obtenida por parte de Nintendo. Así, la compañía de Yamauchi denunció a Falcon y la llevó a los tribunales por tal osadía. No deja de ser una curiosa anécdota este Crazy Kong, siendo otra prueba más de la alargada sombra que proyectó, desde principios de los ochenta, el gorila gigante que Miyamoto diseñó, ya fuera burro, loco o feo.

Comparando Donkey y Crazy

Publicado por

Pedja

https://plus.google.com/108451085987227805779/

10 thoughts on “Busca las diferencias: Donkey Kong y Crazy Kong”

  1. Vaya Pedja,no conocia yo esta versión copiada/piratilla del Donkey Kong.Me ha parecido un articulo exelente,felicidades.

  2. Vaya descaro!, menuda copia, no sabia que existia el Crazy Kong, que buen artículo,pedja. Este plagio es más descarado que el que hizo Bill Gates con su Windows del Sistema operativo de ventanas del MAC, jaja. ¡Que suerte tuvieron los copiones, cuando no existian leyes adecuadas o estas eran obsoletas a la tecnología por aquel entonces existia.

  3. Pingback: meneame.net
  4. Pingback: ludiko.com
  5. Yo recuerdo haber jugado a las 2 , de hecho había un truco para pasar pantalla , solo funcionaba en la primera pantalla creo, (algo que hacía bastante aburrido el juego)que funcionaba en una y no en la otra (creo que funcionaba en el Crazy y no en Donkey).

    Por cierto te acabo de descubrir y por lo que veo me está gustando bastante el blog, bitácora o lo que sea.

  6. Jajajaja, ¡»Crazy» Kong! Excelente artículo. Tal como dices, la única diferencia en cuanto a gráficos sería la paleta de colores, porque en realidad son los mismos sprites.

    De lo que Falcon no obtuvo licencia fue de los dibujos de los personajes del juego (el gorila y Mario se ven muy deformes en la foto de la máquina). Y no me explico por qué dice «Part II» en la pantalla de inicio de Crazy Kong, jajajjaa 😛

    Saludos desde Mi lado Nintendo.

    (Escribí este mensaje una vez, pero creo que hubo un error. Si aparece duplicado, disculpen).

  7. Yo tenía 14 años cuando vi el juego por primera vez en 1981. El que jugué y dominé en sus 22 niveles fue el Crazy Knog y me acostumbre. Gasté mucha plata aquellas tardes luego del colegio para lograr llegas hasta el último nivel. Lo interesante es que en el último nivel el juego no daba ninguna indicación de que habías terminado exitosamente, simplemente Mario o jumpman llegaba a un punto de la pantalla donde moría y aunque tuvieras una reserva de 4 o 5 vidas, todas se te morían y el juego simplemente terminaba y te pasaba a la pantalla donde anotabas tu nombre y punto. Era interesante. Luego, en 1982 conocí al Donkey Kong en un juego de Atari. no sé si Atari pagaba licencia a Nintendo pero lo cierto es que el juego era bastante deficiente y no me gustó y seguí jugando el Crazy Kong que yha conocía. Hoy al leer la historia de ambos juegos me asombro de ver cuanto trasfondo hay detrás de artículos de diversión como estos.
    De hecho, voy a jugar en línea otra vez para recordar mi adolecencia aunque tal vez no sea ahora tan experto como aquellas tardes de juego juvenil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *