Retrovisión RetroCompo 2007: Camelot Warriors

Franquear la puerta del misterio encerraba múltiples peligros. Quizá, el mayor de todos ellos, fuera morir una y otra vez en la primera fase de Camelot Warriors, y acto seguido, ser internado en un manicomio con síntomas de locura ‘dinámica’.


Baja aquí el remake

Sin embargo, Camelot Warriors tenía truco. No, no me refiero a ninguna combinación de teclas para conseguir vidas infinitas. Se trata de encontrar el verdadero sentido del juego: aprender pautas de movimiento. Solamente a través del continuo ensayo-error éramos capaces de aprender cuándo había que saltar, en qué milésima de segundo desenvainar la espada o cuando dejarse caer a la planta inferior sin que el aguijón de la abeja te atravesase y el peloto con patas no te mordiera.

Si logramos llegar a ese nivel de entendimiento, el juego podía disfrutarse. Todo un requisito que ponía a prueba nuestra habilidad, reflejos y memoria. Un entorno original que mezclaba espada y brujería con elementos tecnológicos como la bombilla –el fuego que no quema– o el elixir de la vida –un conocido refresco capaz de oxidar filetes de ternera-.

De la mano de Coelophysis y BUHOnero se presenta a RetroCompo 2007 el remake del comentado juego de Víctor Ruiz. Nada más cargar este programa implementado en Fénix, una medieval melodía acaricia nuestros oídos, un precioso remix de la composición original de Ignacio Bergareche. Es hora de adentrarse en el bosque y acabar con el búho de la primera pantalla. Un momento, ¡nos salimos al escritorio antes de desplumarlo!

Oops, pulsar la tecla SPACE tiene la culpa. Por suerte, la combinación de teclas se cambió en una versión posterior. Una vez reubicados, asimilamos el cambio visual. El bosque y sus habitantes lucen mejor que nunca y nuestro caballero es una versión mejorada y aumentada del sprite que combatió en la versión Amstrad original.

Primer salto y sorpresa, el caballero ya no cae como si estuviera practicando el salto de longitud, sino que lo hace de forma más natural. Saltamos un poco menos que antes, así que hay que ajustar aún más nuestra precisión. Segunda sorpresa: scroll multidireccional que une todo el mapeado.

Detalles que al principio me chocan y que me acaban convenciendo. Jugar al nuevo Camelot es una delicia una vez que te haces a los controles y te convences de que estás jugando algo de la vieja escuela, olvídate de la tendencia casual y de los tutoriales para nenes y nenas. De lo peor del juego me ha parecido la detección de colisiones. En muchas ocasiones te quitarán una vida sin rozarte; posiblemente tenga que ver el sistema de detección del lenguaje Fénix. La verdad es que molesta bastante cuando ocurre.

El apartado visual ha conseguido algo que requiere un remake de calidad: rediseño y aplicación de la paleta de colores justa y necesaria, de modo que la apariencia siga conservando el espíritu retro. Lo que más desentona en ese sentido son las cuidadas animaciones, pero la verdad, no me han molestado porque están genialmente diseñadas.

Por último, ahora sí que notaremos que el bosque habla. Y es que se han añadido todo tipo de samples: croacs, zumbidos, rugidos y un sinfín de efectos de sonido que ambientan bastante bien la acción. Quizá demasiado exagerados y estridentes en algunos momentos, eso sí.

Conclusión

A nivel técnico, un remake sobresaliente: ha conseguido mantener la estética original mejorando bastante el colorido y la definición de los sprites. En lo que a jugabilidad se refiere, inteligentes decisiones respecto al control del personaje, un mapeo de teclas bastante confuso –arreglado en versiones posteriores- y una detección de colisiones que nos arañará más de una vida.

Y por encima de todo, un gran trabajo basado en el respeto y el tributo al original. Mis felicitaciones a los autores. Nos vemos en el castillo de Camelot.

Publicado por

Pedja

https://plus.google.com/108451085987227805779/

7 thoughts on “Retrovisión RetroCompo 2007: Camelot Warriors”

  1. Por fin!!! tenía ganas de leer tu comentario sobre nuestro remake, y solo puedo decir que me siento complacido de tus palabras, ha habido gente que no ha entendido el significado del remake, pero ser fieles al orginal era nuestra premisa 😀

    Decir que en la posterior versión metimos un selector de dificultad que hacía menos exagerado el tema de las colisiones.

    Y que esta semana hemos acabado el último nivel, el del castillo, en cuanto esté listo se podrá descargar como siempre desde la web del concurso.

    Muchas gracias por tu review, y me alegro de que hayas disfrutado con el juego.

    Saludos!

  2. Me halaga que esperases mi análisis tanto, es todo un placer revisar vuestro trabajo. Voy a seguir intentando pasarme el juego que me ha enganchado veinte años después 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *